Miré las fotos que uno de los padres hizo durante un partido amistoso de ardillas y me di cuenta de que algo extraordinario…